Alcanza tu Máximo Potencial en la Gestión de Proyectos

Escribir un libro es todo un proyecto, y escribir uno sobre Liderazgo en Proyectos lo es por partida doble.

Nuestro amigo David Romero acaba de publicar el libro Alcanza tu Máximo Potencial en la Gestión de Proyectos, en el que recoge 7 Claves que te convertirán en un Líder de Proyectos.

David nos ha brindado la posibilidad de escribir el prólogo a su libro que acompañamos a continuación junto con una introducción del autor contestando a nuestra pregunta,

¿Por qué has escrito este libro sobre Liderazgo en Proyectos?

David Romero: “Durante toda mi carrera he buscado mejorar profesionalmente. Me he esforzado mucho por aprender todo lo posible, sin embargo sentía que mi mejora no era acorde al esfuerzo y empeño que ponía en ello. A la mayoría de profesionales nos pasa.

Al cabo de años me di cuenta de qué era aquello que se me estaba escapando. Comprendí que era necesario desarrollar habilidades de liderazgo. El liderazgo no conlleva  ser jefe, sino interiorizar hábitos que nos permitan empezar a liderarnos personalmente de modo que lleguemos a ser capaces de inspirar a los demás a alcanzar su mejor versión y lograr retos que para muchos son inimaginables.

Por tanto, decidí que no quería que le pasase a nadie más. No quiero que los profesionales de proyectos sigan esforzándose enormemente sin conseguir todo lo que podrían, sin alcanzar el nivel profesional que podrían. Por ello he escrito el libro, para ayudar a técnicos y jefes de proyectos a conocer y asimilar habilidades de liderazgo que les permitan alcanzar su máximo potencial y conseguir los mejores resultados del proyecto.

Hoy en día las habilidades de liderazgo son las que claramente marcan la diferencia en todo el mundo en la gestión de proyectos.”

David-Romero

Adjuntamos a continuación el texto que hemos escrito como prólogo de este magnífico libro.

Todo un proyecto que ve la luz.

Competencias del Director de Proyectos del sXXI

Este es un gran momento para los directores de proyectos: nunca ha habido más oportunidades para conseguir el éxito de los proyectos y crear a través de ellos un impacto positivo en las empresas y por extensión en la sociedad que nos rodea.

Nos hemos visto sorprendidos en un entorno que está en continua evolución, en un cambio de era propiciado por una auténtica revolución industrial por la velocidad de los avances técnicos y los cambios sociales que implican. Estos cambios implican nuevas habilidades necesarias para todos los profesionales, y en concreto para los directores de proyectos.

El lema del Foro Económico Mundial de Davos ha tenido este año como tema central La cuarta revolución industrial, y planteaba los retos que traerá el cambio de era que ya estamos experimentando. El impacto de la interconectividad de las personas, de la gran capacidad de almacenaje y procesamiento de datos y de nuevas disciplinas como la robótica, la nanotecnología o el internet de las cosas cambiarán el mundo igual que sucedió en el siglo XVIII con la máquina de vapor, en el XIX con la electricidad y en el XX con la digitalización.

Las conclusiones del FEM son claras: las competencias que se exigirán a los trabajadores en 2020 cambiarán significativamente con las que se demandaban en 2015.

En este panorama, el Liderazgo es una de las habilidades o competencias del director de proyectos indispensable para asumir los retos que supone un mundo en continuo cambio y evolución. Por ello, encontrar las claves que te convertirán en un líder de proyectos, como dice el subtítulo de este libro, puede ser la circunstancia que cambie tu percepción de los proyectos en esta nueva revolución industrial, alineado con lo que las empresas están demandando de sus directores de proyectos.

En esta cuarta revolución industrial, nos encontramos en el escenario altamente competitivo de una sociedad global, con problemas comunes e interconectados  gracias a la tecnología. Esto ha cambiado la manera en que se relacionan los trabajadores entre si y con sus organizaciones. También ha cambiado la posición que adoptan los directores de proyectos dentro de la organización, pasando de controladores técnicos para convertirnos en auténticos líderes de equipo, o facilitadores de un escenario de participación y colaboración. El director de proyectos del siglo XXI verá necesario el manejo de las nuevas tecnologías y la aplicación de modelos directivos que promuevan espacios de participación entre sus colaboradores, como el uso de herramientas o entornos digitales de trabajo en la nube o Project Management 2.0

Las Nuevas Tecnologías de la Información (TIC) han propiciado la interconectividad de las personas y una capacidad de almacenaje y procesamiento de datos casi ilimitado en la nube o el internet de las cosas. Esto hace que el acceso a la información se haya generalizado: Los datos, la materia prima de los procesos industriales del siglo XXI fluyen a través de internet como un éter en los intersticios de la realidad.

Las TIC proporcionan herramientas colaborativas útiles para manejar toda esta información en los proyectos de una forma ágil y en tiempo real. Los procesos involucrados en las actividades, tales como integrar e interpretar la información, se hace de una forma mucho más eficaz y directa gracias a las herramientas colaborativas. La explosión informativa desencadenada por las TIC requiere de los profesionales nuevas habilidades de acceso, evaluación y organización de la información en entornos digitales.

Las teorías tradicionales sobre Liderazgo no contemplaban la influencia que el acceso generalizado a la información y el trabajo colaborativo están ejerciendo en la motivación de los trabajadores. El acceso abierto a la información, no sólo por parte del equipo de proyecto, sino también del resto de involucrados en el proyecto implica un entorno colaborativo donde es más importante la participación de clientes, empleados, dirección y el resto de interesados de la organización en los procesos de gestión que afectan a la toma de decisiones.

Ted Coine Mark Babbit, autores del libro A World Gone Social: How Companies Must Adapt to Survive, explican esta relación entre la Era Social de los negocios y la Revolución Digital a la que se deben adaptar. Impulsada por la colaboración –y construida sobre los cimientos de la nueva tecnología que permite una comunicación directa con cualquier persona a un clic de distancia- lo que denominamos entorno 3.0 está marcando a las empresas: organizaciones con jerarquías más planas donde la comunicación es abierta, un liderazgo auténtico y un cambio de cultura empresarial donde los clientes y proveedores adquieren un mayor peso en las decisiones de las empresas.

Con la facilidad en el acceso a la información, el dominio de contenidos técnicos está perdiendo importancia frente a las competencias de proceso y liderazgo: Como directores de proyectos debemos desarrollar nuestras habilidades interpersonales para trabajar en este entorno global colaborativo y en continuo cambio.

Debemos desarrollar nuestras habilidades para trabajar en un entorno global colaborativo. Clic para tuitear

The Economist Intelligence Unit, desarrolló un programa para examinar las competencias que las empresas están demandando a sus nuevos trabajadores, denominado Driving the skills agenda: Preparing students for the future. Los resultados de este estudio indican  que los conocimientos y el dominio de las materias y la información están perdiendo peso en un entorno digital en el que la información está al alcance de un clic. Por contra, las habilidades y competencias más demandadas por las organizaciones tienen que ver con el liderazgo, la alfabetización digital, o la capacidad de resolver problemas complejos. El resultado más representativo de este estudio es que la resolución de problemas, la capacidad de trabajo en equipo y la comunicación son las competencias que se exigen en los nuevos puestos de trabajo,…y también en los proyectos.

Driving the Skills Agenda

Siguiendo en esta línea, la National Education Association (NEA) de Estados Unidos, con el apoyo y los fundamentos de la Project Management Institute Educational Foundation (PMIef), cuya misión principal es llevar la educación por proyectos a las escuelas desde edades tempranas, mantienen que existen cuatro habilidades fundamentales que complementan al resto para preparase para la sociedad del siglo XXI y trabajar en entornos globales y colaborativos. En un documento titulado Preparing 21st Century Students for a Global Society explica cómo los profesionales tienen acceso casi ilimitado a la información. Sin embargo, muchos de estos profesionales carecen de las habilidades adecuadas para beneficiarse de la abundancia de información de la era digital.

Según PMIef, estas habilidades imprescindibles que precisará el director de proyectos  en una economía global moderna, y que son clave para el éxito de los proyectos son:

PENSAMIENTO CRÍTICO,

CREATIVIDAD (Innovación),

COMUNICACIÓN y

COLABORACIÓN (Trabajo en Equipo).

Las destrezas relacionadas con la comunicación y la colaboración  en los proyectos supondrán la mayor diferencia entre profesionales, y en lo que está basado el grueso de este libro.

The Economist Inelligence Unit

Los documentos antes citados sugieren que las aplicaciones TIC fortalecen y aumentan las posibilidades de comunicación, así como la coordinación y colaboración entre iguales. Pero además, han servido para potenciar un sentido de responsabilidad hacia los otros como miembros de una comunidad que participa y contribuye positivamente. En este sentido, además de estas cuatro habilidades propias del estilo de liderazgo, para adaptarse a esta Era Social debemos considerar una componente ética.

Carácter y Capacidad de Adaptación del Director de Proyectos Clic para tuitear

El cambio de era en el que los profesionales están compitiendo y ejecutando sus proyectos requiere además de las anteriores habilidades, una generosa capacidad de adaptación.  Las habilidades necesarias para adaptarse a los cambios de contexto son valores como la adaptabilidad o el carácter. La globalización, la multiculturalidad de los equipos y organizaciones, y el auge de las nuevas tecnologías de comunicación traen consigo desafíos éticos. Las habilidades y competencias relacionadas con la ética y el impacto social, serán igualmente importantes para los profesionales y los directores de proyectos del siglo XXI.

Por tanto, a las habilidades de Liderazgo determinantes para el éxito de los proyectos, habría que añadir capacidad para adaptarse a los cambios y una componente que afecta al impacto social de los proyectos y las organizaciones, que empieza en el carácter de las personas. Así, debemos desarrollar una conciencia sobre los retos que suponen los proyectos en la Era Social. Los proyectos tienen un gran impacto en nuestro entorno considerando las implicaciones económicas, medioambientales y culturales para el individuo y la sociedad. La responsabilidad social implica que las acciones de los individuos puedan tener impacto sobre la sociedad en su conjunto.

Si hablamos de una crisis de valores, el director de proyectos no debe olvidar su rol de agente social.  Y no sólo a nivel interno en el ámbito del equipo de proyecto, sino también a nivel externo.  Los proyectos son eventos sociales y tienen un impacto y una influencia en la comunidad que debemos considerar. La gestión de los interesados del proyecto cada vez es un área más significativa y de mayor influencia en su éxito o fracaso.

Los proyectos son eventos sociales y tienen un impacto y una influencia en la comunidad. Clic para tuitear

Y esta responsabilidad no está reservada a los grandes líderes que vemos en los medios de comunicación, o en los foros internacionales. Los líderes de hoy  son personas comunes, que ejercen muchas veces un liderazgo involuntario. Esto se aleja de una imagen elitista y tampoco tiene que ver con la imagen vacía de un líder de cartón, sin carácter ni valores, apeado en las rrss.

Todos tenemos la capacidad de influir con nuestras acciones y compromiso ya que nuestro liderazgo afecta positivamente a las personas con las que colaboramos. Si estás leyendo este libro es que tú estás comprometido con el desarrollo de tus habilidades de liderazgo en los proyectos.

TÚ también eres un Líder.

Alcanza-Tu-Maximo-Potencial

David Romero  ha escrito este libro bien estructurado con 7 claves que te convertirán en un Líder de Proyectos, y que está alineado con lo que las empresas están demandando de sus project managers.

De entre estas claves, la Intencionalidad es la que refuerza al resto de habilidades, la que hace que las otras se hagan realidad. Arrancar los proyectos visualizando el objetivo tiene un gran poder de atracción y movimiento que te ayudará a determinar lo que necesitas para conseguirlo, los problemas con los que te encontrarás y las acciones que tomarás para conseguirlo.  Empezar al  final es una mentalidad que conduce consistentemente a un comportamiento más efectivo: ¿Cuál es nuestro objetivo? ¿Cuál es la visión del proyecto? ¿De nuestra organización? ¿Qué problemas nos encontraremos y cómo los vamos a sobrellevar?

La Intencionalidad hará que alcances tu Máximo Potencial como Director de Proyectos porque te obligará a preguntarte:

¿dónde estoy hoy?,

¿dónde quiero estar el día de mañana?,

y a que adquieras el compromiso sobre lo que necesitas para conseguirlo.

Por último, convierte estos valores en un hábito para transformarte en un auténtico Líder de Proyectos.

Carlos J. Pampliega, PMP

 

Debemos desarrollar una conciencia sobre los retos que supone la Dirección de Proyectos en la Era… Clic para tuitear

Architect & Project Manager Professional, PMP Seeking Excellence by Design. Carlos en Google+

3 comments to Alcanza tu Máximo Potencial en la Gestión de Proyectos

Dejar un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>